Geotermia

   Gama de productos

    > Estufas de Pellet

    > Estufas de leña

    > Calderas

    > Geotermia

    > Aerotermia

Geotermia

¿Por qué pagar por algo que te regala la naturaleza?

La energía geotérmica es una de las fuentes de energía menos conocida pero la más eficiente. Se trata de una energía de producción continua y gestionable que se encuentra almacenada bajo la superficie de la tierra en forma de calor a una temperatura constante durante todo el año. Es una energía limpia que aprovecha el calor del subsuelo para climatizar de forma ecológica, permitiendo un ahorro del 75% en la factura energética y una reducción de las emisiones de CO2.

Presenta importantes ventajas respecto a otros sistemas de climatización renovables, ya que es uno de los pocos que permiten obtener refrigeración, calefacción y agua caliente sanitaria con la misma instalación.

La climatización o calefacción geotérmica permite extraer o ceder energía en forma de calor al subsuelo a través de diferentes sistemas de captación. El más utilizado debido a su fiabilidad y rendimiento es la captación geotérmica vertical, que consiste en extraer o ceder calor de la tierra mediante sondas de captación en circuito cerrado, realizadas a una profundidad de entre 80 y 150 m.

Resultan ideales para climatizar viviendas unifamiliares, con piscina climatizada, ya construidas o en construcción, invernaderos, naves industriales, hoteles, edificios de pisos, etc.

¿Cómo funciona una bomba de calor geotérmica?

  1. El glicol* se hace circular mediante una bomba por el sistema de captación, consistente en una serie de conductos enterrados en el terreno, a una temperatura inferior a la del propio terreno. Esta diferencia de temperaturas causa una transferencia de energía en forma de calor del terreno al glicol.

  2. En el evaporador de la bomba de calor, el glicol cede la energía captada del terreno al refrigerante que circula por el circuido frigorífico, provocando su calentamiento y ebullición.

  3. El refrigerante, ahora en forma de vapor, es aspirado por el compresor, que aumenta de forma considerable su presión y por tanto también su temperatura.

  4. A continuación, este refrigerante a alta presión y temperatura pasa al condensador, donde se enfría y condensa cediendo calor al agua del sistema de emisión, que se calienta.

  5. El agua caliente se distribuye a través del sistema de emisión (suelo radiante, fancoils, etc.) calentando así nuestra vivienda.

  6. Por último, el refrigerante condensado se introduce en la válvula de expansión, que disminuye su presión y temperatura de forma que vuelve a estar en condiciones de absorber en el evaporador el calor captado por el glicol, iniciándose de este modo un nuevo ciclo.

En definitiva, la bomba de calor geotérmica consigue extraer calor del terreno y transferirlo al interior de nuestra vivienda.

* Mezcla de agua con propilenglicol caracterizada por su bajo punto de fusión, lo que la permite permanecer en estado líquido a temperaturas inferiores a los 0ºC.